COWORKING Y COMMUNITY BUILDING

Allá por 2010, sumido en un workalcoholismo profundo, contaba con algunas horas libres después de trabajar a jornada completa en una consultoría. Pensé que si encontraba una oficina baratita, por horas, donde poder aprovechar ese resto de jornada que me quedaba, sería una buena inversión para arrancar otros proyectos que me rondaban por la mente. Lo que buscaba no existía, al menos no en Sevilla. Google me descubrió que no era algo tan raro… solamente era algo que aún no había llegado a España, que se llamaba coworking y que en San Francisco, Londres y Berlín se estaba convirtiendo en tendencia.

Ese fue el inicio de mi descubrimiento del coworking (todos lo hemos descubierto 😉 ), que me llevaría a fundar workINcompany, el primer espacio coworking de Andalucía en Sevilla en 2011 y uno de los pioneros a nivel nacional. Un proyecto que me dio la oportunidad de vivir el coworking en primera persona como coworker, space manager, diseñador de espacios, organizador de eventos, community builder y empresario. Una oportunidad increíble para conocer infinidad de profesionales, autónomos, freelancers, emprendedores, empresarios, startuperos… un ticket de primera fila para conocer y entender la realidad laboral de cientos de personas que apuestan por crear y crecer.

Por defecto, los espacios de coworking facilitan el desarrollo profesional de quienes los habitan. Si además los gestores se enfocan en aportar valor a través de la creación de comunidades, los beneficios de «pertenecer» se disparan exponencialmente, dentro y fuera del propio espacio. 

Esas dinámicas de Community building y lo que podían conseguir fue lo que más me enganchó. Una comunidad sana y proactiva tiene un potencial transformador brutal, para sus integrantes y para el entorno/sociedad en el que se desarrollan. Sea en un espacio de trabajo, en una empresa, una institución, un barrio, una ciudad… trabajar con las personas desde el concepto de comunidad con objetivos compartidos supone una palanca increíble para el cambio. 

 A día de hoy sigo vinculado con el coworking a través de Coworking Ambassadors. Somos profesionales con amplia experiencia que compartimos una visión común acerca de esta forma de trabajar. Con una perspectiva global y una experiencia contrastada a la hora de implementar proyectos vinculados con materias de emprendimiento social, startups tecnológicas, hubs creativos…en toda la geografía nacional. Una plataforma para apoyar a instituciones y a empresas interesadas en el coworking como herramienta dinamizadora capaz de generar oportunidades de desarrollo social y económico.

Tanto si estás interesado en el mundo del coworking, como si deseas crear o activar una comunidad de personas de forma diferente, estoy a tu disposición. ¡Escríbeme!

¿HABLAMOS?

15 + 10 =